Resistividad eléctrica

La resistividad eléctrica mide la resistencia que los suelos y otros materiales puedan tener hacia una corriente eléctrica. Los elementos que se encuentran bajo la superficie tienden a mostrar diferentes niveles de resistividad al flujo eléctrico debido a sus propiedades físicas. La resistividad eléctrica es útil en la identificación de muros enterrados, escombros, superficies, estructuras, calles, elementos geológicos, zanjas, cavidades, barrancos, desagües, tubos de metal, y entierros. Los resultados obtenidos mediante esa técnica fueron excelentes, aún mejor de lo esperado. Dado que, al llevar a cabo estos trabajos durante la temporada de lluvias, creemos que el alto porcentaje de humedad en el suelo ayudó a obtener mejores resultados.