Prospección Geofísica

El Proyecto Geofísico de Monte Albán (PGMA) está enfocado en la plaza principal del sitio, el cual fue el corazón cívico-ceremonial del la antigua capital Zapoteca.

La forma en que vemos la Plaza Central tiene implicaciones relevantes para establecer debates importantes acerca de la fundación de Monte Albán, la historia del desarrollo, la organización política, y el colapso. ¿Qué clase de actividades o eventos sucedieron en la Plaza Central y cómo es que este espacio cambió a lo largo de la historia del sitio? ¿Qué papel tuvo la plaza y cuál fue su significado para los habitantes de Monte Albán? Estas son algunas de las preguntas que no han sido resultas.

Los arqueólogos han excavado la mayor parte de los edificios que se encuentran en la plaza y a sus alrededores, pero nuestro proyecto es el primero en enfocarse específicamente en este espacio central mediante el uso de radares de penetración, gradiometría y estudios de resistividad eléctrica. Adicionalmente, se llevan a cabo estudios detallados acerca de la superficie de la plaza, mediante mapeo a partir de un dron (VUA), y una estación total electrónica.

De acuerdo a sus características, la Prospección Geofísica (PG) permite realizar análisis en espacios abiertos como la Plaza Central. A diferencia de otras técnicas y métodos, una de las características más notables de GP es la capacidad de cubrir grandes extensiones de terreno en poco tiempo, con el objetivo de identificar anomalías debajo de la superficie. Es importante señalar que, las técnicas utilizadas en este proyecto no son destructivas lo cual no genera riesgo de afectación a los vestigios arqueológicos. Así, a partir de los trabajos de GP se establece un equilibrio entre investigación y protección del patrimonio cultural.

Georadar (GPR)

Georadar o Radar de Penetración Terrestre (GPR) funciona enviando pulsos de radar dentro de la tierra, estos pueden ser absorbidos, reflejados, o desviados debido a la presencia de elementos enterrados o algún tipo de anomalía en el sustrato. El tiempo de retorno de estos impulsos indican la profundidad de la anomalía. El GPR se caracteriza por lograr la identificación de los cimientos de estructuras, caminos/senderos enterrados y túneles u otros elementos que atrapan aire.

En, 2017, nuestro proyecto utilizó un georadar con una antena de 400 MHz con la cual se cubrió toda la superficie de la Plaza Principal, además se utilizó una antena de 200 MHz aunque solo en áreas específicas. Las condiciones locales en Monte Albán (p.j, composición de suelo y humedad, principalmente) fueron favorables para generar información importante.

Gradiometría

Un gradiómetro es un sensor pasivo que mide los cambios en los campos magnéticos. Áreas donde se han llevado a cabo quemas o algún tipo de perturbaciones en el suelo, alteran los campos magnéticos, lo que significa que, elementos tales como fogatas, montículos, viejas unidades de excavación, entierros y pisos de casas pueden ser detectados mediante esta técnica. En relación a los resultados obtenidos mediante el gradiómetro, fue posible recabar información importante acerca anomalías bajo la superficie.

Resistividad eléctrica

La resistividad eléctrica mide la resistencia que los suelos y otros materiales puedan tener hacia una corriente eléctrica. Los elementos que se encuentran bajo la superficie tienden a mostrar diferentes niveles de resistividad al flujo eléctrico debido a sus propiedades físicas. La resistividad eléctrica es útil en la identificación de muros enterrados, escombros, superficies, estructuras, calles, elementos geológicos, zanjas, cavidades, barrancos, desagües, tubos de metal, y entierros. Los resultados obtenidos mediante esa técnica fueron excelentes, aún mejor de lo esperado. Dado que, al llevar a cabo estos trabajos durante la temporada de lluvias, creemos que el alto porcentaje de humedad en el suelo ayudó a obtener mejores resultados.