Georadar

Georadar o Radar de Penetración Terrestre (GPR) funciona enviando pulsos de radar dentro de la tierra, estos pueden ser absorbidos, reflejados, o desviados debido a la presencia de elementos enterrados o algún tipo de anomalía en el sustrato. El tiempo de retorno de estos impulsos indican la profundidad de la anomalía. El GPR se caracteriza por lograr la identificación de los cimientos de estructuras, caminos/senderos enterrados y túneles u otros elementos que atrapan aire.

En 2017, nuestro proyecto utilizó un georadar con una antena de 400 MHz con la cual se cubrió toda la superficie de la Plaza Principal, además se utilizó una antena de 200 MHz aunque solo en áreas específicas. Las condiciones locales en Monte Albán (p.j, composición de suelo y humedad, principalmente) fueron favorables para generar información importante.